El sonido y la furia de Whiplash, de Damien Chazelle

tumblr_niy7ggbYfv1r60qw6o2_400

Por Alejandro Burbano

El anterior 2014 ha estado poblado de buen cine: Boyhood, The Grand Budapest Hotel, Fury; las cuales sobresalen por su historia, fotografía y reparto. Entre estas ha aparecido una que quisiera nombrar: Whiplash. Teniendo su origen en un cortometraje del mismo director presentado hace un año en el Festival de Sundance y concluido un año después de conseguir fondos para hacerla  largometraje, la película muestra a  Andrew Neyman un músico de 19 años (Miles Teller) que empieza a estudiar con grandes expectativas en un famoso conservatorio en los Estados Unidos. Terence Fletcher, su profesor (un idoneo J.K. Simmons) es estricto y no se molesta en humillar a sus estudiantes hasta dejarlos en una ruina mental. Ante la oportunidad de pertenecer a la banda del estricto profesor, Andrew dejará de lado todo lo que le estorbe para poder lograr su sueño de ser un músico de primer nivel, como si fuera algún tipo de cliché, a veces las cosas no salen como se quiere.

Whiplash-5547.cr2

Con referencias a Charlie Parker (en el cual es imposible no recordar el relato de Cortázar, El Perseguidor), Buddy Rich y otros grandes del jazz, Whiplash expone la música tal y como es. Su fuerza  radica en un diálogo constante entre la música y las escenas perfectamente trabajadas que concluyen en una fluida y atrapante conversación. J.K. Simmons hace un papel magistral así como Miles Teller (tal vez el único papel del actor que vale la pena elogiar), teniendo una relación tormentosa que llega hasta la violencia, el alumno y maestro justificarán sus actitudes para después verlas por ridículas.

El protagonista lo deja todo por ese gran sueño que parece a ratos tangible, sin embargo poco a poco se lo observa más y más lejano; las barreras que le impiden llegar a vivirlo tal vez tengan su origen en su sarcástico y difícil profesor, o tal vez, dependiendo  del lente con el que se observe, en el mismo. El guión que tiene su base en un cortometraje y una experiencia personal, fue escrito por el director; aparte de la música que vendría a ser el cuerpo de la cinta, la historia es la columna vertebral en donde los personajes se mueven con fluidez al centrarse en  personajes necesarios y no enfatizar en historias triviales. De esta manera, Chazelle logra acertadamente que el espectador sienta toda la tensión en secuencias memorables gracias a su genial reparto y logra algo mucho superior y más complejo, sentir la música.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s